Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico se utiliza como un componente clave en una variedad de tratamientos para mejorar la apariencia de la piel y corregir problemas estéticos.

El ácido hialurónico es una sustancia biológica que se encuentra normalmente en el cuerpo, específicamente en la piel, músculos y tendones. Una de las características de esta sustancia es retener agua.

Con la edad esta sustancia se va perdiendo y esto produce que la piel disminuya su turgencia y elasticidad. Cuando administramos el Ácido Hialurónico conseguimos corregir estos signos de envejecimiento mejorando el contorno, eliminando arrugas y en muchos casos aumentando el volumen en zonas deseadas.

La duración del ácido hialurónico varía en función del paciente, la zona de aplicación y las características reológicas del propio producto. Generalmente, los efectos duran entre 6 y 12 meses, desapareciendo de forma progresiva.

 Ácido Hialurónico

Las indicaciones más frecuentes para el Ácido Hialurónico son:

Aumento o hidratación de labios

Tratamiento de las arrugas estáticas

Aumento de volumen en los pómulos

Corrección de las ojeras

Rinomodelación

Perfilado mandibular, entre otros

Duración del Procedimiento

Varía en función de las zonas a tratar. En general el procedimiento tiene un tiempo de aplicación estimado entre 30 a 60 minutos.

Z

Resultados visibles

A partir de la aplicación del tratamiento el resultado es inmediato, si bien los resultados óptimos se notarán en los días sucesivos.

q

Molestias

Leves molestias en el momento de aplicación. Generalmente se aplica una crema anestésica en la zona a tratar y además el Ácido Hialúronico suele incluir anestésico local.